SUTIL O DRAMÁTICO. El gris en la decoración. 26 de octubre de 2015 13:56

 

Si ya te aburriste de ver tus muros en color blanco, pero tampoco quieres un cambio tan radical, lo mejor es empezar con un tono neutro pero que haga la diferencia. Hoy les voy a hablar de este color, sus tonalidades y matices en la decoración.

Antes consideraba que este color era de uso exclusivo para instituciones como escuelas y hospitales, no me animaba a usarlo porque pensaba que restaría luz a mi espacio y luciría sombrío y frío. Considerando que soy de las personas que necesita de mucha luz natural y espacios alegres para sentirme con mucha energía, el gris en mi decoración nunca fue opción. Prefería etiquetarlo como un color masculino y así lo evité por años. Sin embargo, cada vez está más presente en la decoración y los espacios en tonos neutros se han vuelto tendencia, ¡no tuve más remedio que entrar al club!

Una de las ventajas es que al ser un tono neutro, funciona perfecto como color base. Con "color base" me refiero a que será el color que predomine en la habitación y así será más fácil combinarlo con accesorios más coloridos y contrastantes.

Hay varios factores que pueden considerar al momento de elegir el tono para su espacio. ¿Les ha pasado que llegan a la tienda de pinturas y les enseñan toda la gama de grises y no saben cuál escoger? Prácticamente todos los tonos se ven casi iguales. La única referencia que tienen es una imagen que han encontrado en Pinterest o en una revista, pero eso no les garantiza que su habitación lucirá igual de bien al momento de pintarla. 

 

Podemos empezar por elegir un GRIS CÁLIDO o un GRIS FRÍO. Si se va más hacia el rojo o amarillo, se le llama color cálido y si se va más hacia el azul o verde, se le llama frío. Este es el ejemplo de un gris cálido y si se fijan bien, podemos percibirlo casi como un beige. Recomiendo usarlo si tu habitación es pequeña y no le entra mucha luz. ¡La hará más acogedora y no la va a obscurecer!

 

 

 

Si no te preocupa el tema de la luz, puedes usar un gris frío y obscuro, el cual es tendencia. Este color se relaciona con la elegancia y el buen gusto. Acentúa con accesorios en color dorado, ¡lucirá increíble!

 

¡Para contrastar, decóralo con la silla Woody en color negro y la mesa Sydney en blanco!

 

 

Y si gustas de mezclar estilos, sugerimos usar un elemento de estilo industrial como la mesa Escala que se integra perfecto en un ambiente más clásico.

 

 

Cuando necesitamos dar la sensación de altura y así percibir el espacio más amplio, es común dejar el techo en un tono más claro del que se usó en las paredes.

 

 ¡En contraste con estos muros tan sutiles, escogimos la silla Juno en color negro!

 

 

Por último, y para los que gustamos de seguir las tendencias, lo "in" es pintar muros, techo y hasta muebles en el mismo tono. En este caso, para que no se vea demasiado sobrio u obscuro tu espacio, recomiendo decorar con accesorios en color con mayor saturación, ya sea algún acento de color verde, naranja, amarillo o dorado. Eso dará el contraste que hacía falta y tu espacio será más interesante.

 

 

 

 

Conclusión:

¡El color gris está de nuestro lado! Úsalo sin miedo y crea un espacio cálido y sutil o totalmente dramático y elegante. Tú eliges.

Hasta pronto.

 

Fuente de imágenes: Pinterest.