Consejos para vivir con tu perro en espacios pequeños 09 de junio de 2017 12:38

Díganmelo si estoy mintiendo, pero estoy segura que a la mayoría de nosotros nos encantan los perros y tenemos al menos uno. Yo tengo a Dakota, una Schnauzer miniatura adorable y súper inteligente. Intenté traerla a la Ciudad de México a vivir conmigo pero me iba a mudar a un cuarto miniatura en el que pensé que no íbamos a tener espacio suficiente para las dos, pero tengo el problema resuelto. Mira estos tips para que aprendas a vivir con tu perro en un espacio pequeño.
 
Dakota es muy pequeña y fácilmente se adapta a los espacios reducidos, pero eso no significa que no se ponga de malas cuando se queda solita. Sí, es la de la foto. 
Paseo.
Me atrevo a decir que es el punto más importante y por eso lo pongo en el numero 1. Si tu perrito libera toda su energía (o una parte de ella) en un buen paseo matutino nunca vas a volver a encontrar tus zapatos rotos o el papel de baño por todo el departamento. Esto es súper importante, intenta ponerte en su lugar, yo también soy insoportable cuando me quedo todo el día encerrada en casa y no encuentro qué hacer jaja.              
Adaptar tu espacio.
Trata de utilizar mobiliario adecuado para que tu perro se pueda mover libremente por el departamento/cuarto. Si va a vivir en un lugar pequeño al menos tiene que estar cómodo. En algún lado leí que son comunes las fracturas de cola cuando accidentalmente se pegan con muebles o paredes. ¡Fracturas de colitas! :( 
                
Dale su propio lugar.
Dependiendo de la raza, algunos perros suelen ser más o menos territoriales. Dale un espacio (no importa que sea pequeño) donde esté cómodo y no se sienta invadido. Hazlo antes de que tu perro te invada a ti. Dale juguetes para que no tenga ningún motivo para tomar lo que no es suyo. 
                    
Sí, es Dakota otra vez en su tipi Petuse que le encanta y Plutarco muy elegante en su cama Plu porque no hay mejor modelo que él y le pusimos el mismo nombre. 
Amor, mucho amor.
Se que no es necesario decir esto pero nuestras mascotas necesitan sentirse amadas. Tómate el tiempo para darle mucho cariño y jugar con tu perro. Llegamos muy cansados del trabajo y a veces solo queremos dormir pero unos minutos de calidad le van a caer muy bien. 
El baño.
Enséñalo a hacer sus necesidades en un solo lugar. Los perros también aprenden a usar las cajas de arena (créeme). Es por el bien de todos, sobre todo si no vives solo. 
Sean libres el fin de semana.
Después de estar toda la semana en casa, aprovecha los días libres para llevarlo a pasear y que conviva con otros perros y más gente. Hay miles de lugares pet friendly al los que puede acompañarte. Cambia la ida al cine por un paseo en el parque y un helado para perro. (oh sí, helado para perro). 
  
Si después de haber estado encerrado todo el día se vuelve loco cuando llegas a casa y te llena de amor, se merece esto y más. 
   
Andrea Hernández