Guía de iluminación para tu hogar 04 de noviembre de 2016 12:16

Las luces en el interior de una habitación juegan un papel muy importante. ¿Haz notado que en ocasiones son el protagónico del lugar? Entre los tantos tipos de luces que podemos utilizar para interiores hay que saber cuál elegir de acuerdo a nuestras necesidades.

Yo soy de las que prefiere la luz natural, sin embargo siempre será necesaria una fuente de luz artificial para iluminar tu espacio cuando se esconde el sol.

Dependiendo del tipo de habitación, su función, quién la va a ocupar,y varios otros factores, puedes decidir el tipo de luz que se va a instalar en dicho lugar. Te comparto  un par de tips para que cada rincón de tu casa quede brillante ;)

 

Sala

Normalmente es el lugar en el que pasamos la mayor parte del tiempo que estamos en casa, ya sea viendo tv, leyendo o pasando un rato en familia. Para este espacio te recomiendo que uses una luz principal en el techo, este sistema se aprovecha mas de un  90% de la misma. Las pantallas colgantes son una excelente opción. Como complemento  puedes terminar de ambientar con una lámpara de piso que dará un tono más cálido al espacio y que puedes utilizar cuando prefieras un menor nivel de iluminación.

                                                      

                 

 

Habitación

Nuestro recinto sagrado necesita tener varios tipos de luz.  Al igual que la sala, te recomiendo que uses una luz general en el techo.

 

                                

 

Dos lámparas pequeñas en tus mesas de noche serán de gran utilidad. Normalmente utilizamos nuestra habitación para diferentes actividades, unas con mayor demanda de luminosidad en el ambiente que las otras: leer, ver películas, arreglarnos para salir, y por su puesto para dormir. Anteriormente escribí algo de este tema. Puedes leer un poco sobre eso aquí.

 

Baño

Nada mejor que una ducha calientita con una luz relajante. Para este lugar te sugiero una luz amarilla que dará un ambiente de calidez y tranquilidad que te ayudarán a relajarte después de un día largo de trabajo. Puedes decorar las paredes con lámparas de luz difusa, en estas, la luz emerge de la parte superior o inferior dando sombras muy suaves. También puedes usar focos en tu espejo, aquí si te recomiendo que sean de luz blanca para que no te lastime la vista y que no uses demasiados. Los espejos llenos de focos se ven geniales en las películas pero la verdad es que si abusamos de estos puede que tanta luz llegue a molestarte e incluso que lleguen a emitir demasiado calor.

 

                        

 

Otra de las cosas que me encantan de la luz son las sombras que genera. Si estás empezando a construir tu casa o piensas remodelar algún espacio puedes jugar con la luz (natural o artificial) y la construcción. Hacer de la luz un elemento decorativo le da a tu espacio un punto focal que se verá espectacular. Te comparto unos ejemplos que me encantaron y puedes usar para tener algunas ideas y aplicarlas en tu espacio.

   

                 

Ahora que conoces un poco más sobre la luz no dudes en jugar con ella y diviértete descubriendo los efectos que puede tener en cada lugar.