Tips para lograr un contraste en tu hogar 17 de julio de 2017 10:37

 El uso del blanco y negro en decoración es una herramienta muy básica empleada desde siempre. Como ya les había comentado antes, uno de mis estilos favoritos para interiores es el escandinavo. Me encanta que sea discreto, simple pero a la vez dinámico. El día de hoy escribo acerca de cómo decorar tu sala utilizando principalmente los colores más contrastantes del círculo cromático: el blanco y el negro. Hay que saber utilizar estratégicamente estos colores, encontrar un equilibrio perfecto entre el uso de cada uno. Aplica el blanco  en la mayor parte de la habitación y el negro para complementar en detalles como mobiliario y accesorios.

Me di a la tarea de buscar y entre tantas propuestas que encontré te compartiré mis favoritas.

Mira el increíble contraste que hace el sillón y los cuadros en la pared blanca. Para darle un toque de color y que no todo el mobiliario sea negro puedes agregar una pieza en otro material o color neutro, como madera o piel. Observa el equilibrio de blanco y negro en los cuadros ¡Recrea el look!

 

Este caso es muy similar al anterior, pero si no quieres que el contraste entre el blanco y el negro sea tan evidente puedes pasar por el gris. La clave para darle calidez a este espacio es el uso de cojines y la alfombra texturizada ¡Recrea el look! 
  

 

 

 

Si quieres darle un toque más sofisticado y minimalista utiliza blanco y negro en superficies lisas, evita los estampados y usa mobiliario simple.